La Favorita

Una casa con muchas posibilidades de mejora

Desde la primera visita despertó en el equipo un entusiasmo excepcional. Nos encontrábamos ante una casa que aparentemente no necesitaba reforma y sin embargo contaba con un gran potencial. Podíamos mejorarla notablemente y convertirla en un conjunto de espacios excepcionales.

Contaba con una buena base volumétrica, pero con una distribución poco funcional y escasez de luz. En el interior los acabados eran obsoletos y se encontraban en muy mal estado.

Las primeras decisiones que tomamos fueron abrir la casa hacia la luz -demoler paredes, abrir ventanas, redistribuir los espacios para que fueran amplios y luminosos- e integrar la casa al jardín, acorde a un programa arquitectónico adecuado a sus nuevos habitantes.

Actualmente, desde fuera, la casa se presenta como una serie de prismas apaisados envueltos en piedra caliza.

Integración con el jardín y el espacio circundante

Las formas rectangulares y contiguas se integran de manera perfecta en el paisaje.

Todas las aperturas enmarcan el jardín contiguo como si fuera un cuadro.

Tras sus muros se revela una atmósfera apacible en la que se suceden espacios abiertos y rincones íntimos al ritmo de los volúmenes.

El carácter diáfano de la parte principal potencia la amplitud de los espacios sin que se interrumpa la entrada de la luz ni la presencia visual de la vegetación exterior.

Se trata de una casa de dos plantas cuyo acceso principal está en la planta alta. Por aquí se accede a un hall de entrada de casi 4 metros de alto con un gran ventanal con vistas a un estanque alargado rematado por un granado centenario.

Desde ahí podemos acceder hacia la izquierda a un gran salón donde destacan una librería diseñada ad hoc y una chimenea que deja paso al estudio y al dormitorio principal. Hacia la derecha se accede al comedor y a la cocina.

Conoce a
nuestro equipo

ver ahora

Pensando en el ahorro energético

La escalera principal tiene un tratamiento especial, iluminada por otro ventanal y una barandilla de diseño personalizado.

La planta baja abarca cuatro dormitorios -todos con el baño incorporado-, un home cinema, un cuarto de juegos, un gimnasio y un spa. Todos los espacios tienen luz y ventilación natural.

Los materiales escogidos para los acabados fueron madera y piedra locales.

Se aplicaron criterios bioclimáticos, ventanas con un alto nivel de aislamiento térmico y acústico, paneles solares para el agua caliente sanitaria y la piscina.

Ver todos los proyectos

¿Hablamos de tu proyecto?

@2017 F&H Arquitectura | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies
Desarrollado por Corem Web Agency.