Un mirador hacia el valle

Conoce a
nuestro equipo

ver ahora

Unas caballerizas completamente restauradas

Los propietarios de esta finca mostraron una gran afición al mundo de la hípica, así que las caballerizas originales, se restauraron. También se proyectó una pista de entrenamiento en un enclave donde corre el aire y se pueden contemplar preciosas vistas del valle. Enmarcada por encinas centenarias y arrullada por el correr de un arroyo se adaptó una zona de la finca como ermita al aire libre para celebrar eventos especiales para la familia. Y no se puede perder de vista la entrañable casita en el árbol construida para los más pequeños.

Un precioso paraje en el Valle del Tietar

Encontramos una casa en estado de abandono enmarcada en el impresionante paisaje del Valle del Tiétar y diseñamos un proyecto para disfrutar de la vida campera entre amigos y familiares.

Nuestras premisas de partida fueron las siguientes: espacios amplios para el desarrollo de la vida familiar, en el exterior y el interior, estancias cómodas y prácticas destinadas al descanso.

Sobre la construcción original se propuso añadir un pabellón de caza, un amplio porche y una galería acristalada que envuelven la parte antigua de la casa dándole un juego de volúmenes y materiales que rompen con su simetría original creando espacios muy agradables desde dónde disfrutar de las impresionantes vistas del valle.

El proyecto final consta de dos salones en la planta baja, un comedor, un baño y una cocina con zona de desayuno. En la planta de arriba se distribuyen cinco dormitorios, cuatro baños, dos aseos y una sala de juegos con literas, el lugar perfecto para que los niños campen a sus anchas.

Mirando a la sierra

Las estrellas de la casa son el porche y la galería cubierta desde dónde se contempla la sierra en todo su esplendor. Rodea la casa un jardín que mantiene la misma filosofía de sencillez que rige en el hogar. Éste se mantuvo intencionalmente lo más silvestre posible procurando su integración con el paisaje. Trepadoras y árboles frutales fueron arropando la casa con los años. En total 450m2 construidos con materiales sencillos y nobles -barro, piedra, madera- Trabajamos con el pavimento de gres original recuperándolo de unas zonas para utilizarlo en otras. La madera y la mampostería exterior de las chimeneas se obtuvieron en la propia finca y las tejas del porche provienen de pajares hallados en la propiedad.

Ver todos los proyectos

¿Hablamos de tu proyecto?

@2017 F&H Arquitectura | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies
Desarrollado por Corem Web Agency.