Año 2021: AEROTERMIA + SUELO RADIANTE.



¿Existe sistema más confortable, eficaz y sostenible para los proyectos de arquitectura?





Muchas veces hemos escuchado que vamos demasiado rápido, que hemos entrado en una espiral de inmediatez de los acontecimientos que apenas nos permite parar a disfrutar por unos momentos de esa vida que nos ha sido dada. Y es que la velocidad con la que se acelera la evolución tecnológica y electrónica es directamente proporcional al grado de investigación en que se invierte. Pues bien, el sector de la arquitectura, de la ingeniería y de la construcción, no es menos...


No hace tanto tiempo que irrumpió la palabra aerotermia en la jerga de la construcción y de los proyectos de arquitectura e interiorismo (popularizada inicialmente como ALTHERMA, de Daikin), y aunque cada vez son más los agentes intervinientes en el proceso edificatorio que la conocen, emplean y entienden, sigue habiendo lagunas que, dándose por hecho, no se han explicado lo suficiente para su total compresión.


Nos encontramos ante la fuente de generación de energía que ha revolucionado su sector y también la arquitectura en general. Hablar de aerotermia en proyectos de arquitectura e interiorismo, hace años era hablar de innovación, y, por ende, ya se daba por hecho un mayor precio y una menor fiabilidad por ser novedosa. Van pasando los años, y la práctica totalidad de empresas que fabrican generadores de energía (lo que tradicionalmente se han denominado calderas) ya tienen sus gamas de aerotermia, habiendo utilizado para ello diferentes tácticas: creación de nuevas líneas de investigación, adquisición de empresas especializadas, fusión de mercantiles, etc.


La aerotermia, además de asimilarse tradicionalmente a innovación y mayor coste, también siempre se ha vinculado con sostenibilidad, reducción de emisiones de CO2, utilización de fuentes de energía no fósiles, eficiencia, etc. Esta particularidad se basó principalmente en el retorno a la electricidad como fuente de energía a utilizar para la climatización de los edificios, lo cual se había venido demonizando desde hace años, pues todos sabemos la mala fama que acabaron teniendo las calderas eléctricas por sus antieconómicos consumos, quedando casi únicamente para aquellos privilegiados que gozaran de tarifas especiales y reducidas de electricidad. En estudios como Freehand Arquitectura, donde la apuesta por la arquitectura sostenible es indudable, la aerotermia constituye una herramienta más para reducir el impacto medioambiental de los proyectos de arquitectura e interiorismo.



La aerotermia ha ido evolucionando de tal manera que, en breve espacio de tiempo y con el apoyo de la electrónica y la tecnología, ha acabado convirtiéndose en el equipo de generación de energía más eficaz para inmuebles, consiguiendo que la proporción entre los kilowatios de energía térmica que produce para el edificio con relación al consumo de kilowatios de energía eléctrica que consume es la más alta.

En Freehand Arquitectura planteamos la importancia que cara a los clientes de nuestro estudio debe tener esta relación de factores, denominada coeficiente COP, no solo en su bienestar, sino también en su ahorro económico y su impacto medioambiental.



La aerotermia, no deja de ser algo similar a lo que ya se venía usando desde hace tiempo, pues se trata de equipos que lo único que hacen es utilizar un compresor para cambiar de fase un gas refrigerante que sirve a su vez para emitir calor o absorber calor según se comprima o se expanda dicho gas. Evaporadoras y condensadoras son equipos que ya conocíamos, y el desarrollo de la tecnología y la investigación en nuevos gases refrigerantes han sido las claves para conseguir tan alta rentabilidad para estos equipos actuales. Una rentabilidad que sirve tanto para calefactar, como para refrigerar o generar agua caliente sanitaria.


Como es bien sabido, las calderas de toda la vida, esas cuyas cámaras de combustión traen de cabeza al cambio climático por los residuos y emisiones de CO2 que generan, conseguían unos saltos de temperatura bastante altos (65ºC-80ºC), precisamente porque eran las temperaturas que necesitaban los emisores radiantes tradicionales que sólo podían concebirse unidos a calderas de combustibles fósiles: gas, biomasa o gasoil.






Con la llegada y desarrollo del suelo radiante por alta confortabilidad, que basa su capacidad de emitir calor más en la masa del suelo que en el empleo de materiales con alta conductividad térmica como puedan ser el aluminio o el hierro (radiadores tradicionales), se produjo una reducción en los saltos de temperatura necesarios para los generadores de energía, siendo suficiente en muchas ocasiones temperaturas de impulsión en torno a los 35ºC-45ºC.






Llegados a este punto, podemos decir que ya surgen otras fuentes de energía que aún pueden mejorar el binomio aerotermia-suelo radiante, y es que las placas solares fotovoltaicas como fuente de suministro serán el factor determinante para cerrar el círculo de la sostenibilidad en la búsqueda de una energía libre de emisiones y sostenible, aunque queda mucho por avanzar en el almacenaje de esa energía a falta de una buena incidencia solar de manera continuada.


En Freehand Arquitectura consideramos que estar al tanto de las novedades en materia energética que puedan constituir un ahorro para nuestros clientes, así como un factor de sostenibilidad de las obras de nuestro estudio, es una obligación, no solo para nosotros arquitectos e interioristas, sino para todo el sector de la construcción. La combinación de los siguientes factores, confort-rentabilidad-sostenibilidad, es posible y siempre mejor si el estudio de las soluciones energéticas a nuestro alcance se hace en la fase inicial del proyecto de arquitectura o interiorismo. Colaborar con empresas punteras en este sentido, nos asegura fantásticos resultados y lo más importante para nosotros en Freehand Arquitectura, clientes satisfechos con nuestro trabajo.


Jorge Riendas Gabriel.

Arquitecto Técnico de Freehand Arquitectura.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square