HOUSES CAN DANCE - Las casas también bailan



Desde niña he practicado ballet clásico y ello ha influido en mi manera de ser y de trabajar. La disciplina, la tenacidad, el volver a intentarlo una y otra vez. El arte, pero, sobre todo, el EQUILIBRIO. Actualmente dirijo el estudio de Arquitectura que fundé allá por 2008 en Madrid FREEHAND ARQUITECTURA.


Estas maravillosas fotos, de nuestro proyecto HOUSES CAN DANCE, son el resultado de una idea espontánea que surgió en un año gris lleno de miedo e incertidumbre. (2020) Un año en el que el arte y la cultura nos salvaron de morir de aburrimiento y nuestras casas se convirtieron en templos y el único lugar en el que nos encontrábamos a salvo.

Fue el verano pasado, cuando por fin tuvimos un poco de libertad, que los partícipes de este proyecto entregamos el alma para convertir una idea en realidad: Unir la danza con la arquitectura, mis dos pasiones.

Un proyecto emocionante que plasma la danza con los bailarines de MADRID DANCE COMPANY bajo la cámara de la artista SILVIA PAREDES utilizando como escenarios los proyectos de arquitectura, interiorismo y paisajismo de FREEHAND ARQUITECTURA.


Iván Barreto gran bailarín internacional y director de la escuela y compañía de danza Madrid Dance Center, estuvo encantado de colaborar en este bellísimo proyecto.

Nuestros clientes nos prestaron sus casas y sus negocios como escenario. Mis compañeros, unos grandes bailarines fueron los más colaboradores, pues inventaban todo tipo de coreografías y poses para las fotos. Fue una sesión espectacular. Hubo una compenetración entre fotógrafa, el espacio y los bailarines que hizo que todo fluyera.



Fueron días de risas y de agotamiento, y definitivamente el resultado valió la pena. Fueron sesiones intensas y sin descanso, sin embargo, el tiempo voló. Nos lo pasamos tan bien y fue tan divertido que hasta yo me animé a posar con ellos en alguna foto. ¡Vivimos anécdotas inolvidables!


Con decir, que terminamos bailando en plena calle Serrano. ¡¡Y cuando digo en la calle, me refiero a la calle!! Cada vez que el semáforo se ponía en rojo.




Los transeúntes hicieron corro. Nos sacaban fotos y vídeos con sus móviles, hasta una propina intentaron darnos y una señora nos preguntó que ¿cuándo iba a salir en la tele?


Entonces pensé… ¿Por qué no?


Después de todo, se trataba de un performance muy artístico y muy profesional.

El resultado fue como se dice en inglés: “overwhelming”. No sé si exista una palabra en español que sea equivalente… ¿quizá abrumador? Pero más, mucho más.


Silvia supo captar con su objetivo la emoción del momento en cada foto. Las posiciones de los bailarines son perfectas, fruto del entrenamiento de muchos, muchos años. Y los espacios diseñados por nuestro estudio que sirvieron como escenario están cuidados hasta el último detalle. ¡Lo mostraríamos al mundo!




Culminamos esta aventura con tres eventos de danza espectaculares en el restaurante IZTAC donde nuestros bailarines actuaron en plena calle, en la tienda Bang&Olufsen Serrano, ambos proyectos realizados por FREEHAND ARQUITECTURA y en La Embajada de México en España, Instituto de Cultura de México, donde nos acompañó nuestro querido Cónsul, Isaías Noguez y se realizó la presentación a la prensa.


Nuestro proyecto HOUSES CAN DANCE tuvo una repercusión increíble en medios, por lo que estamos muy agradecidos.


Además de su parte estética y artística, este proyecto también tuvo su parte solidaria, ya que Freehand Arquitectura donó una selección de estas fotografías a tres ONG’s diferentes, El Sueño de Vicky (una fundación que trabaja para investigar el cáncer infantil) Ihelp (una plataforma de crowdfunding que canaliza de forma gratuita ayuda para financiar proyectos de organizaciones) y Misiones Médicas (una organización que realiza misiones médicas en poblaciones de extrema pobreza).




Gracias a Silvia Paredes, a María, Dámaris, Jorge, Antonio, Miriam. A Silvia e Iván, a Aída, Teresa, Clara, César y Marta. Gracias a todos los propietarios de las casas y locales cedidos para las performances. Gracias a mi increíble equipo FREEHAND ARQUITECTURA, grandes profesionales de la arquitectura e interiorismo que, sin querer, ya se han contagiado de mi amor por la danza.




El resultado de este trabajo es fruto del AMOR.


El amor por lo que hacemos cada día. La pasión, la entrega y el disfrute.


¡Gracias a todos por haber hecho esto posible! Lourdes Treviño Quirós

Entradas destacadas